miércoles, 23 de abril de 2008

La culpa es del chachacha

o shasha como diría yo...
Se atreve a presentarse como MissPrimaveraDesgraciada2008, una anónima (por ahora...no me rendiré hasta que me diga su nick, porque si me dice su nombre real, seguramente, me quede con la misma cara de poker) Se define como una pura desgraciaita... y la verdad, por lo visto, razones no le sobran. Se llama a si misma, como A.K.A, o Tiabuenorraquenoquiereserdescubierta, o exblogueracachonda (cosa que a mi, personalmente, me intriga mucho mas que el hecho de no decir quien coño es... o que coño es... si para el caso... da lo mismo)o incluso Alias (vale, ahora pienso... lo mismo se me ha escapado algún detalle y se supone que ya debería de saber quien es... pues no... no lo se, estos días tengo un salvaslip en lugar de cerebro)Bueno, no me hago mas de rogar, y os cuelgo a continuación... este maravillo post... que a mi me dejo con la boca abierta, para que después se convirtiera en una leve risa... para después llevarme la mano a la boca a modo... "dios, no me lo puedo creer como es posible que yo tenga un blog de desgracias, y esta chica no!!! es injusto, totalmente injusto" aunque después, esa misma mano me la lleve a la sien para rascarla un poco y pensar... que coño... si lo que quiere es entrar en el club de las desgracias, por eso escribe, pues entonces no me debo de sentir tan mal... bueno vale, ya, que ya os lo pongo...
Señoras, señoritas, zorras, putones, hurones, perros, gatos, jefas, y curritos... informáticas, comerciales, ingenieras, contables, economistas, estudiantes, psicólogas, enfermeras, traductoras, profesoras... panda de degeneradas que me leéis en estos momentos... os dejo con ella. (no parare hasta descubrir quien es)

La culpa fue del chachacha

Hola, amigas desgraciadas. Durante un tiempo habité entre ustedes como una más. No me refiero ni como mujer ni como lesbiana, aunque ambas afirmaciones en este caso vendrían a ser ciertas, sino que durante un breve lapso de tiempo yo también fui bloguera. Lo confieso. No diré mi verdadera (o falsa, según como se mire) identidad por miedo a represalias. Represalias mentales, se entiende. La vida nos trae por caminos raros y los motivos por los cuales el blog y yo rompimos, huí a parajes no cibernéticos y me teñí el pelo de rosa no vienen al caso. Aunque es posible que con un poco de insistencia lo acabe contando.

La cosa es que soy una desgraciada.

Pero no una desgraciada cualquiera, no, sino una desgraciada imaginativa. Con estas premisas me dejé convencer por un amigo autodenominado como Pasivorra para hacerme un blog y contar mi desgraciada, aunque trepidante vida (mental, por lo menos) al mundo entero.

- Haz un blog- me dijo Pasivorra.
- Yo sólo hago cochinadas en la cama.

Después de explicármelo detenidamente, un croquis y un bocata chorizo ingresé a formar parte de la comunidad bloguer del mundo. Era una friki más, y me sentía orgullosa de serlo. Sin embargo, con el paso de las semanas y viendo que las únicas personas que leían mis escritos éramos yo y un anónimo que entraba poniendo azótame con tu zanahoria (Pasivorra nunca entraba porque decía que no quería hacerse una imagen preconcebida de mí) decidí hacer ciberamigas. Esto fue una tarea ardua y dolorosa que consistía básicamente en leer todos los blogs bollos que me topara y comentarlos a todos. Pero dio sus frutos. Al cabo de poco tiempo ya tenía todo un grupito de blogueras que hacían alusiones a mi y mis textos en sus blogs, y nos llamábamos cariño, pichurri y wapa en los comments. Tiempos dorados, sin duda.

Pero como toda relación virtual llega un momento en el que la persona se convierte en algo tangible y se procede a la tan temida KDD, para poner cara, voz y voto a esa persona cuyas letras bailotean por tu pantalla hasta altas horas de la madrugada. Porque sí, desgraciadas, también una bloguer conquistó mi corazón,. A través de sus posts encriptados, de sus nicks endiablados y sus palabras enamoradas me conquistó, como se conquista la cima de una montaña. Es decir, por la falda. No conocía el sonido de su voz, ni de su risa, pero leerle un xD era lo que más felicidad me daba en esos momentos agridulces de mi vida. Deseaba poder tocar su piel canela y comprobar si era tan fría como la torre de mi ordenador, quería escucharle dormir y dejar de hacerlo abrazada al monitor acunada por el zumbido de éste, como si de sus ronquidos se tratara. Era deseo, sí, pero también desesperación. Y que, por qué no decirlo, mis lumbares me estaban matando.

Finalmente llegó el día de la KDD. Éramos siete. Siete blogueras encumbradas y ebrias, borrachas de poder y de fama, y de cerveza, sobre todo cerveza. Cuando pensé que iba a morir lentamente, de agonía porque mi amor no llegaba y de dolor, porque mi vejiga estaba a punto de reventar, llegó ella. Como llegan las sirenas, como llega el sol, como lo hacen los Reyes Magos, como llegan las cosas que quieres que lleguen: acompañada. Iba de la mano de una preciosa mujer (también bloguera, endogámico el mundillo) que aunque esperaba y deseaba que fuera su prima, su hermana, ¡su madre! resultó ser su novia (¡suputamadre!). Entonces descubrí la amarga verdad, de lo que nada era cierto. Ni sus nicks envenenados, ni sus palabras ahogadas ni sus posts de mierda. Todo fue una historia de dos mía, sólo mía (y de mi mente).

Tenía ganas de llorar, gritar, lanzarme al suelo y patalear, pero también de tocar su cabellera y recostarme en su hombro. Pero tenía tanta tensión acumulada que me meé encima. Asustadas las blogueras, y viendo mi semblante pálido y la barbilla temblorosa, me llevaron al hospital más cercano pensando que estaba embarazada y que había roto aguas (hasta ese momento pensaba que mi tripita cervecera era más bien graciosa y no voluptuosa). Por un curioso malentendido con mi apellido y el apellido del director del hospital pensaron que yo era una familiar suya, la cual también iba de camino (hay que joderse) y me permitieron saltarme todos los trámites burocráticos previos al ingreso. Iba camino a la sala de partos, agarrada por una mano de mi amada y por la otra de una agradable enfermera mientras yo gritaba aterrorizada y seguía meándome, de miedo.

Ese fue el día en el que me hicieron mi primera cesárea y descubrieron que tenía una vejiga muy grande pero correcta, y también, ya que estaban, me quitaron el apéndice. “Un error de cálculo”, dijeron. “Eh… uh… esto…” se disculpaban. “No te lo tomes como un aborto, ¡no ha sido un aborto!” me animaron. “Tienes un interior muy bonito” me guiñaron. Pero lo que no me dijeron es que un rechazo de amor me había dejado un cicatriz de veinte centímetros en el bajo vientre.

Soy una desgraciada, queridas mías, porque ni por esas logré rozar su piel color crema, ni aspirar el dulce olor de sus cabellos ni que me dedicara un post.

Y aquí finaliza el post... pero como es tan grande... pondré también lo que puso a continuación.

Gracias por dejarme explayarme así, amigas desgraciadas, esto es muy terapéutico a la par que reafirmante de senos. Si resultara elegida prometo construir un nuevo hospital en el que no haya chanchullos burocráticos ni cuñas familiares. Ni, sobre todo, cerveza.

Y como mención especial... o regalo por ser la primera, y que primera aparición en este nuestro desgraciado blog... le voy a dejar un regalito para esta muchacha, y para la que se lo quiera agenciar, pues también oye, que hoy estoy que lo tiro todo por la ventana...(yo incluida), asi que darle al play y rapido rapido cerrar los ojos (es que si os digo cerrar los ojos y darle al play... no... me da que eso no funcionaria, es como hablabamos el otro dia la Desgra y yo... con lo del cine, que si para sordos o ciegos... si quereis saber de que hablo pasaros por el blog de desgra... que no sabes cual es? pues investiga chata... que no estoy ahora para poner links!!!! si hombre) bueno lo dicho.... darle al play y cerrar los ojos!!! a disfrutar riendo que ya es hora!




Espero que os hayan regalado alguna rosa... porque a mi... una por el movil... pero ni en foto... si no con signos, ahora se supone que esto " -´@ " es una rosa... manda huevos... sera porque estoy en Madrid? será... buenas noches abuelas!

....

Has llegado hasta aqui leyendo?? del tirón??? si señor, eso son ovarios... o mejor dicho, nada mejor que hacer, o que tu trabajo no te estimula... pero yo que tu me lo haria mirar... porque entre el post de latiabuenorraquenoquiereserdescubierta(peroqueyoladescubrire) y lo que yo he escrito... tela marinera chata... ole tus huevos... si si, se lo pienso decir a mi madre... enhorabuena oye, dimelo, y me pienso en hacerte un regalito y todo, coño, por llegar hasta el final.
Eh!!! pero solo, si me prometes que te lo has leido del tirón, no por fasciculos... que nos conocemos, que esto no es el blog de Pinda!!! (hola Pinda amore!, prueba a peinarte la raya en medio, creo que te quedaria mejor... hazme caso tonta! ;) )

10 comentarios:

leia dijo...

será que no tienes rosa porque aquí la única puta desgraciada a la que le han timao una pasta soy yo!!!!!!!??????????

argggggg

bona nit

LA DESGRACIÁ dijo...

Y del sufrimiento que he pasado yo que?? eh?? que?? quien buscaba plan b??? quien sacaba información suplementaria?? quien llamaba a la floristería??? Ays..No, sé q no tiene punto de comparación, pero que le vamos a hacer..

nanits!

SinMe dijo...

Me he enamorado de la desgraciáanónima. Presente sus credenciales en mi blog, echaremos unas rishash en la cama. Gracias.

Maldita Coquí --'@ está clarísimo que es una rosa. La de verdad se la he regalado a mi cari, Jei. Ahí se la he colocado en agua, en una birra vacía claro.

PD: Panda de desgraciadas, hasta el destino se ríe de vosotras uahahahaha

marta dijo...

Coquí, de un tirón, mientras escuchaba excusas de un estudiante por llegar tarde, olvidarse de que había examen, etc. etc. ¿Premio?

Alias a.k.a. dijo...

Gracias camarada desgraciada por publicarme la descripción de mis desgracias. Pero, como diría Jack Dawson, eso sólo ha sido la punta del iceberg.

Esperare ansiosa noticias del concurso.

Buenos días.

LA DESGRACIÁ dijo...

Mi "Rosa" ha sido la más original, y de eso estoy convencida... pero ahora que caigo.."me se ha olvidado" mucha gente...ays. Como se nota q después de todo, somos unas desarraigadas

besus

pinda dijo...

por alusiones...

qué gran verdad se esconde tras las palabras: unos cardan la lana, y otros cargan la fama...

en cuanto a mi pelo, ejem, aparte de dejar patente mi inutilidad grande y absoluta a la hora de intentar dominarlo (q ya no sé quién domina a quién...), diré q se supone q va en medio... lo q me llena de dudas...

pd. qué valor, qué valor... ¡¡¡pero si esto es como tres posts de los míos!!!

formentera6 dijo...

Esto de leer desgracias ajenas minimiza y mucho las mías.

Anónimo dijo...

del tirón!!! Si es que una ya tiene experiencia en esto de leer (que no en escribir... bueno, de escribir "comentarios txapas"... algo algo sé... jeje)

No sabía de la existencia de este blog... ummmmmmmm... curioso... jejejej, entretenido, sí

ale, a dormir bien (qué voy a decir si estoy que me caigo de sueño y no quiero cagarla más...)

pikaia

LiliG dijo...

Llegué al final. Nunca comento, sólo miro en las ventanas, porque si no me pasa igual que A.K.A. y paso de ser más desgraciá de lo que soy. Besos mexicanos para quien se los deje dar.